LOS VALORES DE LA EDUCACIÓN

República Bolivariana de Venezuela
Ministerio del Poder popular Para la Educación
Universidad Pedagógica Experimental Libertador
Instituto Pedagógico Barquisimeto “Luis Beltrán Prieto Figueroa”



LOS VALORES DE LA EDUCACIÓN




Prof asesor Jorge José Pérez Valera jorgeupelipb44@hotmail.com
Curso: Filosofía de la educación
Participantes González Marbelis CI: 20767318 marbella-18@hotmail.com
María Rivero CI: 21308569 Maríajoserivero28@hotmail.com
Sección: 3GH01
Barquisimeto; Junio de 2011




LOS VALORES DE LA EDUCACIÓN
Los valores son aquellos bienes universales que pertenecen a nuestra naturaleza como personas y que, en cierto sentido, nos humanizan, porque mejoran nuestra condición de personas y perfeccionan nuestra naturaleza humana.
Pero si los valores están presente en todo y la educación es vida (Dewey), por qué hablar de educación en valores, cuando la educación es esencialmente –ya sea que lo reconozca explícitamente o lo encubra- un proceso de educación en valores (Savater, 2003; Bertone, 2003). La comunidad mundial se ha avocado a dar respuestas a este problema. Un siglo XX muy agitado nos impone muchas reflexiones con miras a construir un futuro más tolerable entre los hombre. El tema educativo cobra fuerza en las agendas pro y anti globalización, fomentar la universalización de la educación es una estrategia de minimizar las brechas sociales, y se ha constituido en uno de los mecanismos sociales más eficiente para generar inclusión social.

El sentido humanístico, se entiende por valor lo que hace que un hombre sea como tal, sin lo cual perdería la humanidad o parte de ella. El valor se refiere a una excelencia o perfección. Se considera un valor “decir la verdad y ser honesto”; “ser sincero en lugar de ser falso”. Desde el punto de vista socio-educativo, los valores son considerados referentes, pautas o abstracciones que orientan el comportamiento humano, son guías que dan determinada orientación a la conducta y a la vida de cada individuo y de cada grupo social.

La visión subjetivista considera que los valores no son reales, no valen en sí mismos, sino que son las personas quienes les otorgan un determinado valor, dependiendo del agrado o desagrado que producen. Los valores de la educación son todos aquellos inculcados para el respeto de las personas, y que en la actualidad éstos se han ido perdiendo, y todo tipo de tradición se ha ido olvidando juntos con ellos. La Escuela Neokantiana afirma que el valor es, ante todo una idea. Algunos autores dicen que los valores no son el producto de la razón, no son concretos, no se
encuentran en el mundo sensible y objetivo. Es en el pensamiento y en la mente donde los valores se aprenden, cobran forma y significado. La Escuela Fenomenológica considera que los valores son ideales y objetivos. Todos los seres tienen su propio valor.

Hoy en día muchas de las personas no saben lo que es un valor y mucho menos un valor educativo, ya que no le tomamos la misma importancia al estudio como hace veinte años atrás, anteriormente la gente se interesaba por la educación; inculcaban a los alumnos a valorar lo que se les daba, les enseñaban mucho el respeto mutuo, todas las tradiciones del País se respetaban y acostumbraban a realizarlas (hacer una imitación de todo lo acontecido).
La crisis de valores no sólo afecta la educación, sino también a la familia; ya que éste problema también es ocasionado por la misma. Porque muchos de ellos son padres muy ocupados, nerviosos, amargados, deprimidos, alterados y todo esto ocasiona que los jóvenes no se acerquen a ellos a preguntar alguna duda y cometan actos que no van de acuerdo a su moral, van cambiando su conducta, se comportan diferentes, muchos de ellos buscan refugio en la calle. Los jóvenes se convierten en personas violentas, irracionales, impulsivas, adictas, etc. El tabaco, el alcohol, las drogas, los juegos electrónicos, las discotecas, el sexo, los tatuajes y los piercing son devorados por ellos; porque no es un consumo reglado ni limitado y arrasan con todo.

En el pasado la educación básica aspiraba a que sus alumnos lograran, concretamente, que un conjunto de experiencias y contenidos les permitiera luego la lecto-escritura, la comprensión de lo que leían y escuchaban para tener la posibilidad de comenzar a resolver situaciones problemáticas.

Hoy muchos niños que están en 4to y 5to grado de nivel básico no logran hacer oraciones completas, ya que tienen un vocabulario muy reducido, no logran una comprensión de lo que leen o escuchan, todo esto surge porque su familia y los maestros no les ponen interés para que ellos aprendan y comprendan lo que se les enseña. Es por ello que los alumnos carecen de todos esos valores, ya que ni siquiera saben el significado de estos.

No valoran la cultura, ya que algunos se avergüenzan de lo que ocurrió en el pasado y las tradiciones se han ido perdiendo y no las quieren representar porque en muchos hogares no les inculcan ese valor tradicional, se enfocan a las tradiciones extranjeras y no a las de nuestro País. Incluso en las mismas escuelas las enseñan o las inculcan.

Los tiempos ahora sí están alterados, los valores extinguidos y las exigencias entre las personas están a la orden del día. Se supone que las nuevas generaciones deben superar a las anteriores, pero descubrimos que es todo lo contrario existe mucha violencia mutua.

Si nos ponemos a recordar algunos años atrás, los estudiantes asistían mucho a lo que es la biblioteca a investigar sus tareas, era así como les enseñaban el valor a la lectura y a los jóvenes les gustaba, ahora les hablan de los libros y no les agrada hemos llegado al grado de que los jóvenes asisten a la escuela sin llevar sus libros de estudio.

Para solucionar este problema y volver a recuperar todos esos valores que nos hacen ver como venezolanos, se necesita mucho el apoyo de los padres de familia, los mismos alumnos y los maestros. Los padres de familia tienen que estar al pendiente de lo que realizan sus hijos en la escuela, ya que muchos de los papás no le ponen atención a sus hijos por cuestiones de trabajo o problemas familiares y por ello los alumnos al ver el poco interés de sus papás hacia ellos hacen lo que quieren y su conducta empieza a ser indiferente.

Los estudiantes deben poner más interés en sus actividades de la escuela, cumplir con su responsabilidad y los maestros ayudarlos y exigirles en cierto modo para que sean responsables.


REFERENCIAS
Añorga Morales, Julia y otros. (s/f) Glosario de Términos de Educación Avanzada. La Habana: CENEDESA. En: Bravo J. Luis. (2004). Diccionario Latinoamericano de Educación. Caracas: Funda Ayacucho – UCV.
Asociación Civil Asamblea de Educación. (2001). Proyecto de Ley Orgánica de Educación. Caracas: Autor.
Bertone, María Isabel. (s/f) Educación en Valores y derecho a la Educación. Caracas: PROVEA. Asociación Civil.
Brillembourg W. Julio. (2005, 22 de octubre). Ética y valores. El Universal. 2-11.
Carr, E. H. (1997). ¿Qué es la Historia? Barcelona: Editorial Ariel, S.A.
Comisión Permanente de Educación, Cultura, Deportes y Recreación. (2001). Proyecto de Ley Orgánica de Educación. Caracas: Autor.
Delors, J. (1996). La Educación encierra un tesoro. Madrid: Santillana - Ediciones UNESCO.
Dewey, J. (s/f) Mi credo pedagógico.
Dewey, John. (1995). Democracia y Educación. Madrid: Morata. S.A.
Diccionario Enciclopédico Espasa - Calpe (1998). España: Editorial Espasa-Calpe, S.A.

Seguidores

Contribuyentes